Planes para un fin de semana en Córdoba

cordobaFin de semana o puente la mejor temporada para visitar Córdoba es todo el año, desde otoño a primavera. La ciudad andaluza ofrece muchos atractivos y tiene facilidad de comunicación por Ave o carretera lo que la hace un destino al alcance. Acostumbrada a recibir turismo, la ciudad califal ofrecen gran variedad de alojamientos en pleno centro histórico para todo tipo de bolsillos y que te permitirán pasear por un entorno único, patrimonio de la Humanidad.

Atractivos de Córdoba

  1. Mezquita-Catedral, sobrecogedor centro religioso que mezcla el esplendo del arte califal y los arcos de medio punto con la arquitectura barroca y neoclásica del catolicismo. En este sincretismo está una obra única que no puedes dejar de visitar, preferiblemente a primera hora de la mañana, puesto que recibe gran número de turistas. Si bien te gusta algo más íntimo y con embrujo, ofrece la posibilidad de paseos nocturnos con visita guiada. El grupo de guías oficiales de enCórdobate ofrecen un servicio de visitas guiadas a la Mezquita de Córdoba, todos los días, a las 13:oo horas.
  2. Alcázar de los Reyes Cristianos, nos dará quietud y calma pasear por los jardines de este palacio militar que data desde la época romana. Como ciudad árabe que es, la importancia del árbol frutal, la cuidada vegetación y el agua de sus fuentes bulle en este recinto.
  3. Palacio de Viana, este antiguo palacio de los duques de Viana ofrece otro entorno de ensueño para pasear entre jardines y fuentes. Es uno de los principales atractivos de la ciudad en primavera, pero el otoño también ofrece otra fotografía más melancólica. Además, en el entorno podremos pasear por uno de los barrios más típicos e históricos de la ciudad, donde reponer fuerzas en una de sus antiguas tabernas. Se respira flamenco.
  4. Medina Azahara, a unos pocos kilómetros de la ciudad de Córdoba se alza esta vieja ciudad califal de mayor esplendor si cabe que la vieja Corduba… Claro que sólo hay excavado un 15 por ciento del total, podemos admirar este monumento a las faldas de Sierra Morena que mantiene las características típicas del árabe andaluz. El museo de interpretación es un edificio emblemático inaugurado en 2009 y que se alzó con el premio de arquitectura AgaKhan.
  5. Paseos por la Judería, en sí es otro monumento más de la ciudad con más embrujo de Andalucía. Sus callejuelas estrechas y tortuosas, con el reflejo de la luz en sus piedras lo convierten en un paseo imprescindible al atardecer. La Calle de las Flores con las vistas de la torre de la Catedral, sus paredes blancas repletas de gitanillas, la Calleja del Pañuelo, la Calleja de la Hoguera… Vale la pena dejar que los pasos nos guíen y perdernos por este entorno Patrimonio de la Humanidad. Eso sí, acabar en alguna de sus tabernas para disfrutar de un flamenquín, un vino de Montilla y un plato de jamón del Valle de los Pedroches.

La gastronomía cordobesa nos dejará enamorados y con ganas de repetir muy pronto porque es una ciudad con encanto y eventos todo el año, como su famoso Festival de la Guitarra, Noche Blanca del Flamenco, el festival de Patios en el mes de mayo o su Semana Santa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *