Consejos para viajar barato

consejos-para-viajar-baratoA la hora de planificar un viaje, ya sea de vacaciones o de trabajo, hay pequeños trucos y consejos para viajar barato que nos pueden ayudar a no pagar más de lo necesario, minorando los costes. Te proponemos algunos:

  • Procura tomar los vuelos a las horas y días que son sustancialmente más baratos. Por lo general, evita los fines de semana.
  • Si no tienes predilección por un destino concreto, utiliza nuestra web para ver los destinos más baratos en cada momento y te sorprenderás de las oportunidades que puedes aprovechar.
  • Apúntate a viajar en temporada baja y piensa que en septiembre hace buen tiempo en gran parte de Europa y, con la vuelta al cole, los precios se desploman.
  • En vez de vuelos directos, haz escalas.
  • Haz la reserva de aparcamiento con antelación, ya que in situ suele ser más caro.
  • Valora si es más barato volar desde un aeropuerto alternativo.
  • Prepara tú mismo lo que vayas a comer mientras estés en el avión.
  • Evita el exceso de peso en el equipaje, planificando muy bien lo que realmente vas a necesitar, para no llevar prendas innecesarias. Para hacer bien este trabajo, pesa el equipaje en casa y así sabrás si te has pasado o no.
  • Valora la opción del intercambio de casas, lo que te permitirá conocer lugares nuevos, sin tener que renunciar a las comodidades del hogar.
  • Mira por internet y busca los alquileres en casas privadas, de habitaciones, o incluso viviendas completas. Encontrarás precios y opciones sin competencia.
  • Aún en los destinos más caros, siempre encontrarás albergues, hoteles baratos y restaurantes con una excelente relación calidad-precio. No renuncies a ningún destino sin antes intentar esta opción de viaje.
  • Una vez en tu lugar de destino, intenta comer como si fueras de allí. Además de conocer nuevos sabores y gastronomías, ahorrarás bastante dinero. También puedes aprovechar al máximo si dispones de buffet en el desayuno, y acostumbrarte a comprar en los supermercados lo que vayas a almorzar.
  • Aprovecha tu smartphone para descargarte guías de viaje, mapas, traductores, etc. Ahorrarás dinero y espacio en tu equipaje de mano.
  • En la medida de lo posible, usa la tarjeta de débito mejor que la de crédito. La mejor opción siempre es cambiar a la divisa de destino antes de iniciar tu viaje, con lo que seguro ahorrarás en comisiones.
  • Para viajes largos o sin fecha de retorno fija, plantéate la opción de trabajar mientras viajas. Puedes llegar a financiar el viaje por completo e incluso venir con algo de dinero en el bolsillo.
  • Si prevés que vas a realizar más de un viaje en el año, estudia la viabilidad de contratar una póliza de seguro de viaje anual, que es más barato que hacerlo de forma individual.

Cómo reclamar al volver de nuestras vacaciones

reclama-viajesA pesar de que nos suele costar trabajo decidirnos, tenemos que acostumbrarnos a reclamar por todos los incidentes o puntos contratados que no se hayan cumplido en el transcurso de nuestras vacaciones.

Se trata de contratiempos, problemas o complicaciones que van surgiendo y que, en muchos casos, llegan a fastidiarnos las vacaciones que llevábamos todo un año esperando. Las asociaciones de consumidores nos facilitan esta tramitación, ya que si reclamamos, lograremos un objetivo muy importante: que las empresas implicadas tengan que responder ante sus incumplimientos y faltas, dejando atrás esa sensación de impunidad con la que a veces parece que actúan.

A continuación destacamos las dos situaciones más comunes en las que se suelen producir estos problemas:

  • Alojamientos y alquileres. Ante cualquier incidencia que no cumpla todo lo contratado o cuando las calidades o condiciones del servicio no se ajusten a la oferta que hayamos elegido, deberemos presentar nuestra reclamación a la empresa o compañía propietaria del inmueble. Si hemos contratado por medio de una agencia, la reclamación habremos de presentarla ante esta agencia intermediaria. Si en el plazo de un mes no atienden nuestra reclamación, podremos acudir a los arbitrajes de consumo e incluso a los tribunales.
  • Compañías aéreas. Llegando las épocas de temporada alta, los usuarios del transporte aéreo, se enfrentan a retrasos, cancelaciones, overbooking, pérdidas de equipaje, etc, sin que medie ninguna explicación o razón aparentemente lógica para que estas cosas pasen. En estas situaciones, no debemos olvidar dejar constancia por escrito en el propio aeropuerto, sobre todo si la incidencia está relacionada con nuestro equipaje. Luego resulta más complicado poder probar que los desperfectos se han producido durante el trayecto. No obstante, dispondremos de hasta siete días para reclamar por el equipaje facturado. El procedimiento de reclamación deberá ir dirigido a la compañía aérea.

Al igual que en el caso de los alojamientos, nos podrán contestar en el plazo de un mes. Si transcurrido este tiempo no tenemos contestación, podremos recurrir a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

En cualquier caso, no debemos olvidar que la agencia de viajes con la que hayamos contratado, es responsable solidaria ante cualquier problema.

Como norma general, es totalmente recomendable ponernos en contacto con las asociaciones de consumidores y usuarios, para recibir información, asesoramiento y servirnos de su amplia experiencia en estos menesteres, para optar por la mejor forma de reclamación.