Experiencia en un apartamento de alquiler, más económico mejor experiencia

Cada vez somos más los que a la hora de elegir el alojamiento para nuestras vacaciones preferimos alquilar un apartamento en la playa o en la montaña, o en una ciudad con encanto, pero un apartamento. Porque a la larga sale más económico.

 Y es que personalmente, viajo siempre con mi pareja o familia y a pesar de que durante años hemos cogido hotel, últimamente nos hemos decantado por alquilar un apartamento que esté bien situado y eso sí, que ofrezca lo que nosotros queremos.

 Principalmente, cuando vamos con la familia, tenemos más espacio y haciendo números sale mucho más rentable por las comidas en restaurantes y demás.

Además, hay veces que no apetece salir a comer fuera y prefieres cocinar algo como si estuviéramos en casa y así es más cómodo, apetecible y rentable.

Eso sí, nosotros tenemos muy en cuenta la ubicación del apartamento, solemos elegir el mismo y si no es posible pues uno en la misma zona. La ultima ve fue en Benidorm, porque nuestro destino preferido es el de costa, ¡nos encanta el mar! Por eso, es requisito indispensable que el apartamento tenga unas buenas vistas al mar, el momento que más me gusta es el de poder desayunar escuchando las olas del mar.

Sobre todo cuando vamos en familia, buscamos que el sitio sea tranquilo. Buscamos unas vacaciones de playa, algo de deporte, tranquilidad y que esté cerca de la zona de ocio.

El planning de las vacaciones suele ser casi siempre el mismo, por la mañana playa o dar un paseo por el paseo marítimo, tomar algo e ir a comer. Casi siempre siesta, aunque los jóvenes de casa nos vamos a la playa y después dar una vueltas por las tiendas, dar un paseo… Y tomar algo en algún bar o ya ir a nuestra casa de vacaciones.

En esos días, aprovechamos para ir al parque acuático que a todos nos encanta, sobre todo a mis hermanos y a mi. Y si hemos ido, cuando llegamos descansamos y cenamos en el apartamento.

Este año hemos ido dos veces, una con los más mayores y luego los jóvenes de a casa hemos tenido que volver antes de irnos. ¡Es verdad que acabamos rendidos, pero nos encanta!

El plan no suele variar de unas vacaciones a otra, solo dependiendo de la temperatura, destinamos el tiempo a deportes de agua o a hacer senderismo en familia. Pero son unos días que luego nos tiramos semanas recordando y deseando volver.

Además, alguna noche (que imposible que coincidiera con el día de ir a un parque de atrcciones) los hermanos hemos salido después de cenar a tomar algo, hay una zona de discotecas y pubs que quedaba cerca del apartamento y pudimos ir andando sin necesidad de coger taxi o bus que está muy bien. El apartamento estaba en el paseo marítimo y es un verdadero placer sentarte a tomar algo viendo a playa y escuchando música, andando muy poco y sin necesidad de coger coche, de eso de que sólo quieres salir 15 minutos a tomare un café y estás en todo el centro.

Además visitamos algún pueblo de al lado de Benidorm que quedaba cerca, este año hemos ido a hacer un poco de senderismo por Finestrat,  es un pueblo muy pequeño situado en la montaña y llama la atención que para lo cerca que está de Benidorm, la temperatura es muy distinta. De hecho, en invierno que alguna vez hemos ido por la montaña con mi padre, hace bastante frío comparándolo con el clima de Benidorm.

Quizás sea lo más llamativo de esta parte de la costa, que haciendo muy pocos kilómetros encuentras paisajes muy distintos, al final es por eso que siempre acabamos por esta zona, pero ya hemos abandonado completamente los hoteles y siempre alquilamos apartamentos y más con la oferta de alquileres en Benidorm, y si puede ser en primera línea de playa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *