4 destinos de España que tienes que visitar

Programar un viaje es siempre motivo de entusiasmo y más cuando se trata de descubrir nuevos destinos que antes no te habrías planteado.

Pretendemos hoy acercar al lector a cuatro destinos no siempre en cabeza de las listas de lugares seleccionados que, injustamente y a pesar de lo mucho que tienen para ofrecer, quedan relegados a segundas opciones, posición absolutamente inmerecida.

Cáceres: joya extremeña.

Esta preciosa ciudad caracterizada por estar amurallada, conserva tramos de la misma en perfecto estado con una serie de imponentes arcos a lo largo de su recorrido (Arco del Cristo, Arco de la Estrella, Arco de Santa Ana…), quedando la ciudad dividida a un lado u otro de la misma.

Se caracteriza igualmente por conservar en perfecto estado multitud de casas señoriales tales como Casa de los Becerra, de los Perero, de los Duques de Valencia, etc.

Otro de los atractivos de Cáceres es sus múltiples iglesias, que confieren un imponente grupo de monumentos de carácter religioso, que van desde el Santuario de la Virgen de la Montaña, a más de 600 m de altitud, hasta iglesias y conventos tales como Sto. Domingo, San Juan, Iglesia de Santiago, Palacio Episcopal, San Mateo o San Fco. Javier entre otras.

Valladolid: tesoro oculto de Castilla-León.

Una de las ciudades más señoriales de Castilla-León es la ciudad de Valladolid, de la que, curiosamente, nos acordamos cuando se acerca la Semana Santa pues está considerada como Bien de interés turístico internacional.

Uno de nuestros posibles destinos debería ser por tanto este, ciudad bañada por el río Pisuerga, Valladolid vive su máximo esplendor en época de los Reyes Católicos y conserva multitud de palacetes y casas señoriales.

Destacan para visitar su Catedral, la Plaza Mayor y los palacios de los Pimentel y de los Marqueses de Valverde.

Valladolid acogió y vio nacer personajes muy ilustres y conserva las casas donde estos habitaron como es el caso de Miguel de Cervantes o la casa que vio nacer a José Zorrilla, la cual se puede visitar íntegramente.

Huesca: ciudad y entorno natural.

Una de las tres provincias de Aragón es esta preciosa ciudad que, aveces, sólo destaca por sus parajes naturales, pero que como ciudad, resulta un auténtico y grato descubrimiento.

Dispone de un precioso casco histórico con un importante patrimonio cultural perfectamente conservado consistente sobre todo en Iglesias como la de San Vicente el Real, la de Santo Domingo y San Martín, la Basílica de San Lorenzo, el Convento de San Miguel y como no, su imponente Catedral.

Huesca también ofrece increíbles parajes naturales y dispone de un recomendable recorrido en autobús con paradas en determinados espacios de este tipo que suponen un auténtico lujo para los sentidos.

Vigo: puro color gallego.

Situada en la provincia de Pontevedra, la ciudad de Vigo encierra todo aquello que Galicia puede ofrecer: color, sabor, mar, luz, magia…..

Como ciudad, y siendo la más grande de toda la comunidad autónoma, es una ciudad moderna, llena de vida, con grandes opciones culturales, de compras, etc.

Igualmente destaca por sus encantos naturales centrados en sus magníficas playas, sus imponentes parques forestales ideales para rutas de senderismo de muy diversos grados de dificultad y como no, el Parque natural de las Islas Cies, sin duda uno de los destinos que no debemos dejar de ver en algún momento de nuestra vida.